Sígueme en Facebook

jueves, 31 de enero de 2013

El Chaleco de Cordero

En cualquier explotación ganadera que se precie, es de suma importancia perder el mínimo de individuos que la forman, ya que ello repercutiría en dicha actividad económica.

En explotación Ovina, se puede dar el caso y no poco frecuente, que un cordero sea atacado por alguna alimaña...(Zorro, Jabalí, etc) y sentirlo desaparecer entre las fauces del predador y al mismo tiempo de la cuenta de explotación para resignación del ganadero. También se da el caso, de que ese mismo cordero muera de forma natural y 48h más tarde, otra oveja del rebaño muera también por cualquier circunstancia y deje a su retoño desamparado.


La Oveja después de 48h, sorprendentemente aún no ha olvidado a su hijo muerto transcurrido ese tiempo "por muy Borrega que sea", pero tampoco podremos conseguir que adopte y amamante a un hijo que no es suyo; porque no lo haría.


En otros animales se producen a veces adopciones que sorprenden, tanto y más cuando son de diferente especie. Se dan pocos casos pero, ocurren.


Los animales reconocen por el olor, un olor natural que sólo una madre sabe y puede reconocer. Por todo esto y para que una adopción resulte favorable y la merma de congéneres se acuse menos, los ganaderos deben recurrir a cierto tipo de artimañas; a pesar de que para algunos mortales les pueda resultar algo... ¿tétricas...?











No hay comentarios: